B O L E T Í N
Diciembre 2016

MÉXICO EN LA ACTIVIDAD PESQUERA INTERNACIONAL Y EN LA COP13 CDB

Representantes de organizaciones de la sociedad civil durante el Foro "Alianzas de la Sociedad Civil y la Juventud por la Integración de la Biodiversidad para el Bienestar" dentro de la Décimo Tercera Conferencia de las Partes sobre Diversidad Biológica.
México es sede de la Conferencia de las Partes No. 13 de la Convención sobre Diversidad Biológica (COP13 CDB), misma que se celebra en Cancún hasta el 17 de diciembre del presente año. El CDB es el principal acuerdo global que reconoce a la biodiversidad como un componente fundamental de los procesos de desarrollo económico de los países, promoviendo su conservación y uso sustentable. En esta COP13 se incluye la búsqueda de compromisos para integrar la biodiversidad en actividades productivas del sector pesquero. Se espera que a partir de las negociaciones de la COP13 CBD se lleguen a compromisos sobre el manejo de la biodiversidad para los diferentes países miembros en los siguientes años.
Con la premisa de proporcionar un espacio de reflexión abierto a la sociedad en torno al papel de México en la agenda pesquera internacional, esto en el marco de la COP13 CDB, se llevó a cabo en las instalaciones del Senado de la República el Simposio México  en la Actividad Pesquera Internacional. Este evento tuvo la participación de representantes del sector pesquero, especialistas académicos, expertos de la sociedad civil, funcionarios de gobierno, organizaciones internacionales y legisladores. Es importante retomar algunas de las recomendaciones que emanaron de la discusión entre estos diferentes sectores durante el evento en relación a la posición de México en temas pesqueros y biodiversidad. A continuación el resumen ejecutivo de sus resultados.[1]
 
[1] El presente resumen ejecutivo fue tomado del documento Simposio “México en la Actividad Pesquera Internacional”, Senado de la República, 22 de noviembre de 2016.

Cooperación Internacional para el combate a la
pesca ilegal, irregular y no reglamentada

A nivel mundial la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) alcanza capturas de decenas de millones de toneladas, llegando a afectar la economía de los países en decenas de miles de millones de dólares anualmente. En México, se tienen estimaciones de que ésta podría llegar a alcanzar el 50% de las capturas totales. La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada afecta los medios de vida de los pescadores, es una amenaza al buen manejo de los recursos pesqueros y ecosistemas marinos y perjudica los esfuerzos a nivel nacional, regional o global que buscan tener un manejo pesquero sustentable.
 
A este respecto, se recomendó durante las discusiones de este evento que es muy importante que México considere la firma del Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto contra Pesca Ilegal no Regulada y no Declarada, para con ello buscar alinear las políticas nacionales con las tendencias internacionales, con el fin de hacer frente a esta problemática tanto a nivel internacional como nacional.
Este acuerdo ya fue ratificado por más de 30 países, entre ellos la Unión Europea y los Estados Unidos. El Acuerdo se constituye potencialmente como un elemento clave en la lucha contra el flagelo de la pesca ilegal que representa más de 26 millones de toneladas de alimentos marinos al año, más de 15% del total anual a nivel mundial. Representa además una pérdida entre los 10 y 23 mil mdd y amenaza la biodiversidad local y la sostenibilidad alimentaria.
 
Por otra parte, el Acuerdo es referente a la pesca que viene de otros países, mas existe un gran problema de pesca ilegal a nivel nacional.  Este problema requiere un análisis profundo de sus causas ya que ésta puede ser ocasionada por la pobreza en la que se encuentran los pescadores. Mientras no se reduzca la pobreza rural y alimentaria en poblaciones costeras, será muy difícil atender esta problemática a nivel nacional, por lo que es necesaria una visión integral.
En lo doméstico hay mucho por hacer. Aquí las capacidades de coordinación de las agencias de gobierno involucradas en el programa integral de combate a la pesca ilegal - CONAPESCA, SCT, SEDENA, SEMAR, SSP de los estados - ayudan en este esfuerzo y el mismo sector pesquero se involucra para vigilar y contener el esfuerzo ilegal que se hace por la misma necesidad. Así también, se tiene la cooperación con otros países y con organizaciones regionales para buscar atender este problema central para el sector pesquero en México. Es importante considerar aquí que se requiere más presupuesto para inspección y vigilancia en el país, ya que los recursos con los que se cuenta para llevar a cabo estas actividades son muy limitados.

México en la cooperación internacional para el manejo y conservación de pesquerías comunes

El manejo cooperativo de pesquerías entre distintos usuarios es clave para lograr la sustentabilidad de los recursos  y evitar la tragedia de los comunes. Esto se aplica tanto a nivel de pesquerías en una localidad como aquellas que se comparten entre diferentes países. Para su manejo se han implementado una serie de medidas por medio de la cooperación internacional. México ha sido un actor clave en estas acciones, especialmente para pesquerías como la de los atunes, a raíz del conflicto atún-delfín que se dio con Estados Unidos en la década de los ochenta. México es miembro actualmente, por ejemplo, de la Comisión Interamericana para el Atún Tropical (CIAT) y de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico.

A este respecto, el acuerdo para el Programa Internacional para la Conservación de Delfines de la CIAT ha tenido como principal logro la reducción de la mortalidad de los delfines, que a raíz de este programa, ha disminuido en un 99%, a menos de 1000 unidades por año. Este logro ha recibido un premio de la FAO en materia de protección.
Se tiene también la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable (APAS), integrada por 4 empresas que tienen más del 90 por ciento de la producción de atún del país. La APAS ha dado pasos importantes a favor de la sustentabilidad como es el compromiso, a partir de 2015, de no pescar atún aleta azul por los siguientes 5 años, así como someterse al proceso de certificación del Marine Stewardship Council (MSC). No obstante enfrentan los retos de atender temas que no están en manos de la industria. A este respecto, hay un amplio margen de mejora en el ámbito gubernamental nacional, incluyendo la mejora de la transparencia en la toma de decisiones.
 
En general el manejo de la pesquería del atún es considerado un caso de éxito para México que puede servir de ejemplo para el manejo de otras pesquerías compartidas en América Latina. Aquí una de las lecciones importantes es la relevancia del trabajo entre países como iguales, donde todas las partes deben obtener beneficios sin importar el tamaño del país. Otra lección es la importancia de la fortaleza de las investigaciones para tomar buenas decisiones, se debe de utilizar la mejor información disponible. Un tercer elemento es la importancia de la transparencia en los procesos de integración y análisis de la información, con discusiones abiertas a todos los grupos interesados, con el fin de tomar mejores decisiones y construir mejores acuerdos a nivel internacional.

Perspectivas de la actividad pesquera de México ante las negociaciones para impulsar la conservación de la biodiversidad a nivel internacional

Para tener una pesca sustentable tiene que haber conocimiento de su dinámica general, con información que permita una mejor toma de decisiones. Aquí es fundamental considerar, como en cualquier actividad de utilización de recursos naturales, que el beneficio individual no esté por encima del beneficio social. El caso de la actividad pesquera es un dilema de acción colectiva que confronta intereses individuales de extracción contra intereses colectivos de uso sostenible y conservación.
 
Una pesquería manejada de forma sustentable debe considerar el uso del enfoque precautorio ante la falta de información y certeza. Debe estar basada también en normas oficiales que se construyan a partir de datos e información de la investigación. En este sentido se tienen instrumentos en el país como la Carta Nacional Pesquera que establece temporadas de vedas y tamaños mínimos de captura, pero requiere mayor información para tomar decisiones correctas con investigación suficiente y adecuada.
En los últimos años el gobierno mexicano ha sido reactivo a los temas de conservación y pesca. Más se requiere tomar nuevamente una proactividad desde el gobierno. En esto hay que hacer la conservación acorde con la naturaleza y en todas las dimensiones del mar. Conforme a ello en la Carta Nacional Pesquera se está adoptando un enfoque ecosistémico, pero deberá abrirse a la investigación pesquera con otras instituciones para contar con información más completa y políticas más integrales.
 
Se tienen además casos de un manejo con enfoque ecosistémico en la parte oceánica de México, donde se manejan especies asociadas al atún, dentro del programa delfín-atún, el cual es un ejemplo de un manejo integral basado en ciencia. No obstante se tienen otros casos donde han faltado medidas de manejo ecosistémico como es el caso del manejo de la pesquería de tiburón.
La sociedad civil es una aliada para avanzar en un mejor manejo pesquero. Este sector puede contribuir a tender puentes entre gobierno, sector pesquero y sociedad. Puede aportar también recursos financieros y técnicos para investigación marina que complementen los recursos gubernamentales. Las organizaciones de la sociedad civil pueden también difundir conocimiento científico. Se tiene el reto de unir esfuerzos entre estos diferentes sectores para avanzar en políticas que integren mejor la conservación de la biodiversidad y la sustentabilidad pesquera.

Retos de México en temas emergentes de la agenda pesquera internacional

Uno de los retos más grandes ante el incremento de la demanda de productos pesqueros es entender cómo funcionan los ecosistemas marinos y comunicar esta información para la toma de decisiones. Se debe incorporar toda esta información para encontrar estrategias que permitan hacer una síntesis entre conservación y aprovechamiento, lo cual también repercute en el bienestar de las familias.
 
Hay que trabajar también en mejorar el ordenamiento de la actividad. Aquí las propuestas para mejorar la trazabilidad de los productos pesqueros son un punto a analizar. Esto incluye la iniciativa para crear centros de descarga certificados que permitan mejorar las acciones de inspección y vigilancia. En ello pueden participar organizaciones de ciudadanos, autoridades, pescadores y académicos.
El legislativo juega un papel sumamente importante en la discusión de temas relevantes tanto para la agenda nacional como internacional de la pesca, al brindar espacios para el intercambio de ideas y puntos de vista entre los diferentes sectores.
 
Los espacios que proporciona el legislativo pueden servir también para el área académica, con el fin de identificar vacíos de información y asegurar que la ciencia genere conocimiento aplicable. La academia tiene la responsabilidad a su vez de hacer llegar mejor la información y compartir los datos.
Se tienen que generar además los mecanismos dentro de la administración pública federal para tener la información adecuada y mejores sistemas de recolección de datos. La transparencia y el acceso a la información está tomando cada vez más fuerza en la agenda pesquera internacional. Actualmente se tiene la Iniciativa Internacional de Transparencia en Pesquerías (FiTI), donde se está promoviendo que los países empiecen a trabajar junto con sociedad civil y el sector privado para aumentar la transparencia de la actividad pesquera disponible para los países y entre los países. Asimismo, la agenda de transparencia se ha vinculado con la agenda de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible 2030 a través de la Alianza para el Gobierno Abierto. En ambas iniciativas se incluye el tema de participación ciudadana, con la idea de que a través de mayor transparencia y mejor información se pueda participar con mejores recomendaciones para política pública. Debemos pensar como país la manera de integrarnos a estas iniciativas que van a seguir avanzando y buscar convertirnos en líderes en esto.
¡Síguenos!
Causa Natura

Nuevo León 213, oficina 104, Hipódromo Condesa, C.P. 06100
Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Tel.: +52 (55) 9154 8197